Estrategias para Cerrar la Brecha de Habilidades en tu Organización

Estrategias para Cerrar la Brecha de Habilidades en tu Organización<br />

🌟 Estrategias para Cerrar la Brecha de Habilidades en tu Organización

Estrategias para Cerrar la Brecha de Habilidades en tu Organización

Navegar entre la decisión de “comprar” habilidades a través de la contratación externa o “desarrollar” habilidades internamente es un desafío constante para las organizaciones modernas. Según datos de Korn Ferry, casi dos tercios de las empresas más admiradas del mundo consideran que “contratar talento para nuevas capacidades” o “recapacitar y mejorar las habilidades de los empleados actuales” son sus mayores desafíos de fuerza laboral.

Entendiendo la Brecha de Habilidades

Una brecha de habilidades se refiere a la discrepancia entre las habilidades que un empleador necesita y las que poseen los empleados o candidatos. A medida que la tecnología evoluciona y cambian las demandas empresariales, esta brecha se amplía, presentando desafíos significativos para las organizaciones que buscan crecer y mantenerse competitivas.

Para abordar esto, las empresas tienen dos opciones principales:

  • Comprar habilidades: Reclutar nuevo talento que ya tenga las habilidades necesarias.
  • Desarrollar habilidades: Capacitar, mejorar o recapacitar a los empleados existentes.

🌟 Estrategias para Cerrar la Brecha de Habilidades en tu Organización

Estrategias para Cerrar la Brecha de Habilidades en tu Organización

Navegar entre la decisión de “comprar” habilidades a través de la contratación externa o “desarrollar” habilidades internamente es un desafío constante para las organizaciones modernas. Según datos de Korn Ferry, casi dos tercios de las empresas más admiradas del mundo consideran que “contratar talento para nuevas capacidades” o “recapacitar y mejorar las habilidades de los empleados actuales” son sus mayores desafíos de fuerza laboral.

Entendiendo la Brecha de Habilidades

Una brecha de habilidades se refiere a la discrepancia entre las habilidades que un empleador necesita y las que poseen los empleados o candidatos. A medida que la tecnología evoluciona y cambian las demandas empresariales, esta brecha se amplía, presentando desafíos significativos para las organizaciones que buscan crecer y mantenerse competitivas.

Para abordar esto, las empresas tienen dos opciones principales:

  • Comprar habilidades: Reclutar nuevo talento que ya tenga las habilidades necesarias.
  • Desarrollar habilidades: Capacitar, mejorar o recapacitar a los empleados existentes.

Estrategias de Reclutamiento

1. Contratación Permanente: Comprar Habilidades con Contrataciones Permanentes

  • Pros: Permite acceder a un grupo de talento más amplio y obtener la experiencia más actualizada.
  • Contras: Puede ser costoso y llevar tiempo.
  • Ejemplo: Google implementa un enfoque de contratación basado en habilidades, priorizando las capacidades prácticas sobre las cualificaciones tradicionales, lo que les permite expandir su grupo de talento y atraer candidatos de diversos antecedentes.

2. Contratación Temporal: Alquilar Habilidades con Empleados Interinos

  • Pros: Proporciona una solución rápida para cerrar una brecha de habilidades, especialmente para trabajos de proyectos o para cubrir vacantes temporales.
  • Contras: Los empleados interinos aún necesitan ser integrados en la empresa y su experiencia puede perderse cuando se van.
  • Ejemplo: Korn Ferry señala que las organizaciones multinacionales están considerando un modelo de fuerza laboral con un 70% de contrataciones permanentes y un 30% de contrataciones flexibles, anticipando que esta cifra podría aumentar al 40% en la próxima década.
Estrategias de Desarrollo Interno<br />

🌟 Estrategias de Desarrollo Interno

Estrategias de Desarrollo Interno

1. Recapacitación y Mejora de Habilidades: Capacitar a los Empleados Existentes

  • Pros: Ofrece ahorros a largo plazo y promueve la lealtad de los empleados. Los empleados ya conocen la empresa, lo que reduce el tiempo de adaptación.
  • Contras: Puede tomar más tiempo enseñar nuevas habilidades.
  • Ejemplo: Accenture utiliza la realidad virtual para ofrecer formación en habilidades blandas, permitiendo a los empleados practicar en escenarios simulados y mejorar sus capacidades en un entorno controlado.

Reflexión Personal

Invertir en el desarrollo de habilidades blandas y técnicas no es solo una estrategia de desarrollo personal, sino una necesidad estratégica para cualquier organización que aspire a ser competitiva y exitosa en el entorno empresarial actual. Las empresas que equilibran adecuadamente entre contratar nuevas habilidades y desarrollar las existentes, no solo abordan las necesidades inmediatas, sino que también fomentan una cultura de aprendizaje y adaptación continua.

Conclusión

A medida que las organizaciones navegan por la complejidad de cerrar la brecha de habilidades, es fundamental adoptar un enfoque dinámico que combine tanto la contratación externa como el desarrollo interno. Esta estrategia no solo asegura que las empresas tengan las habilidades necesarias para hoy, sino que también las prepara para los desafíos del futuro.

Scroll al inicio